Desde Nexolang queremos agradecer a todos los participantes en las inmersiones lingüísticas que hayan hecho posible el buen funcionamiento de las actividades y que nos hagan disfrutar a todos. El 7 de abril de 2014 recibimos un correo electrónico de Paula, una niña que estuvo en una inmersión de tres días el monasterio de Marcilla. Su mensaje nos alegró el día por lo que nos gustaría compartirlo con vosotros:

 

¡Muchísimas gracias!