En esta entrada hablamos del ajedrez dentro del proyecto educativo extracurricular del centro.

El ajedrez para niños es una actividad muy recomendable ya que aumenta la memoria, la concentración, la creatividad, la lógica, la deportividad y el respeto al rival. Yo planteo la actividad de manera que se diviertan y quito toda la competitividad que el ajedrez tiene, que es mucha. Ya tendrán tiempo de ser competitivos si deciden ahondarse más en su práctica.

A continuación explico 2 de las dinámicas que utilizo en ajedrez que más me ayudan.

Ajedrez Loco. El ajedrez loco es una dinámica que empleo 1 vez a la semana, normalmente los viernes (en una actividad diaria) Es un juego que gusta muchísimo y se realiza como premio. En el ajedrez loco hay un dios caprichoso del ajedrez (el educador) que va cambiando las reglas según se le antoja. De vez en cuando ese jefe de la partida grita STOP, en ese momento la persona a la que le toca mover pieza levanta la mano y debe seguir las instrucciones que el jefe le dice. Las instrucciones son muy locas del estilo de “girar el tablero”, “un terremoto sacude el tablero y destruye las torres de la persona con la mano levantada”, “una bruja llega al reino de las personas con la mano levantada y os ofrece una poción que hace que las torres muevan como la reina a cambio de 3 peones” y
miras quién acepta y quién no. Luego ya tú decides si la bruja era buena o mala y si la poción hace efecto o no. Instrucciones locas hay muchas y muy variadas y es trabajo del educador ir equilibrando para no romper las partidas. La partida debe durar 10-15 minutos y entonces el dios caprichoso se gira, grita STOP y decide si las personas con la mano levantada ganan o pierden. Bajo esta aparente aleatoriedad el educador controla quien gana
y quien pierde, al final de la sesión todos ganan y pierden alguna vez. Además puedes ayudar a la gente que juega un poquito peor y hacer que la actividad de ajedrez sea más satisfactoria haciéndoles ver que pueden ganar, jugar con ventaja y no siempre jugar con desventaja o perder, que al final aunque no le des importancia a ell@s les pesa un poquito.

Con el tiempo, además, l@s chic@s también pueden ser el dios del ajedrez y prepararse las instrucciones, y les gusta muchísimo. Además muchas veces te sorprenden con su originalidad. También permite jugar tanto siendo pares como impares, el ajedrez loco es una actividad magnífica.

Ajedrez Comecocos. En esta dinámica se dispone el tablero de manera normal y las reglas de movimientos de piezas son las normales, excepto por una. Si una pieza puede matar a otra lo debe hacer obligatoriamente. Esto hace cambiar completamente la estrategia del juego ya que debes prever y anticipar los movimientos del rival. Esta modalidad de ajedrez es muy útil ya que favorece su pensamiento de más de una jugada, también favorece ponerse en lugar del rival. Todo esto mejora su juego de una manera notable y además les gusta mucho.

Con estas actividades, además de que los niños lo pasen bien, buscamos desarrollar áreas importantes como: las habilidades numéricas y analíticas, pensamiento espacial, comunicación verbal, imaginación, disciplina, confianza y un largo etc…

Experiencia contada por Lorenzo Barea @corpusculi