El desarrollo artístico de los alumnos es importante en cualquier etapa escolar. En una actividad como teatro, el objetivo es relacionarse con los demás, comunicarse a través del lenguaje corporal y gestual, perder la timidez, jugar y, por encima de todo, potenciar la diversión.

En esta entrada escribimos sobre un ejemplo práctico de teatro en el colegio Nuestra Señora de la Consolación de Benicarló. 

Se trata de una actividad muy creativa, donde se combinan los juegos y las técnicas. No buscamos que los niños aprendan un papel teatral. Nuestra meta es que utilicen la interpretación como un recurso que les permita jugar, aprender, plasmar sus ideas, mejorar su capacidad de comunicación, perder el miedo a hablar en público y, sobre todo, aprender a organizarse en grupo.

Además de buscar estos fines, la interpretación permite a los alumnos desarrollar seis de las inteligencias múltiples que poseemos:

  • Inteligencia intrapersonal. Reconocemos e imitamos sentimientos para interpretar un papel. Nos conocemos, en primer lugar, a nosotros mismos.
  • Inteligencia visual-espacial. Observamos y reconocemos el espacio, saber situarse en él y sacarle el máximo provecho, empleando nuestro cuerpo y el movimiento.
  • Inteligencia musical. Descubrimos e imitamos el ritmo y la intensidad, no sólo de las canciones sino también de cualquier sonido, incluso de una conversación.
  • Inteligencia corporal-cinestética. Descubrimos nuestro propio cuerpo. Trabajamos la expresión corporal, conociendo las posibilidades del cuerpo para expresar sentimientos y emociones.
  • Inteligencia interpersonal. Reconocemos sentimientos y nos ponemos en la piel de otro. Esto nos ayuda también a tomar conciencia de grupo.
  • Inteligencia lingüística-verbal. Aprendemos a secuenciar las ideas, comprender y memorizar un texto. Y trabajamos la voz, la vocalización y la proyección de ésta.

Experiencia contada por Domingo Roig (@domiroig) y Marga Febrer.

¿Quieres este tipo de proyectos en tu centro? Estaremos encantados de ponernos en contacto contigo