En otros posts hemos escrito sobre la importancia de practicar un idioma para adquirirlo correctamente. Las Inmersiones Lingüísticas son el complemento ideal para reforzar este concepto y profundizar en los conocimientos.  En esta entrada mostramos las principales ventajas para los alumnos que participan en un programa de Inmersión Lingüística.

El viaje alrededor del Mundo de nuestras Inmersiones Lingüísticas se inicia en Londres. A partir de 3º de Primaria los alumnos comienzan una aventura que le llevará por las distintas etapas del viaje de Phineas Fogg:

  • 3º de Primaria – London.
  • 4º Primaria – París.
  • 5º Primaria – Frosinone.
  • 6º Primaria – Canal de Suez.
  • 1º E.S.O – Singapur e India.
  • 2º E.S.O – Hong Kong y China.
  • 3º E.S.O – Tokyo.
  • 4º E.S.O – San Francisco y New York.

Este hilo conductor guía el contenido de todas las Inmersiones Lingüísticas. Y, ¿cuáles son las principales ventajas para los alumnos? A continuación citamos unas cuantas:

 

Seguridad a la hora de expresarse en una segunda lengua 

Los estudiantes, al estar en un espacio donde están las 24 horas en contacto con la segunda lengua, terminan desarrollando una mayor seguridad para enfrentarse a diferentes circunstancias. Los formadores invitan a los alumnos a comunicarse totalmente en la segunda lengua, lo que refuerza considerablemente su autoestima.

Descubrimiento de una nueva cultura

Acercamiento a la cultura local del país, costumbres, platos típicos, principales atracciones turísticas, etc. Un “viaje” para descubrir la historia de uno de los grandes clásicos universales.

Impulso de la autonomía personal 

Los programas de Inmersiones Lingüísticas son una experiencia enriquecedora en todos los sentidos. Los niños comparten situaciones cotidianas con sus compañeros, lo que les “obliga” a ser más autónomos e independientes.

Incremento de la motivación para continuar el aprendizaje de una segunda lengua 

Al comunicarse constantemente en otro idioma, la percepción de la segunda lengua cambia. Los alumnos empiezan a ver su utilidad, con lo que aumenta la motivación y las ganas de continuar estudiando y aprendiendo.

Intercambio de buenas prácticas con otros alumnos

La interacción en este tipo de programas es esencial. Las actividades están programadas para que los alumnos se relacionen, colaboren y trabajen en equipo. Así, descubren juntos nuevo vocabulario, expresiones, verbos… Y comparten ese conocimiento.

Empezar a pensar en inglés

Uno de las grandes barreras para el aprendizaje de idiomas es la tendencia a traducir todo. Tras la Inmersión Lingüística -y con una base sólida- los alumnos comenzarán a pensar en el otro idioma de forma natural y sin hacer traducciones sistemáticas. Este programa, complementado con una formación extracurricular adaptada, garantiza un aprendizaje completo.

En definitiva, la forma más eficaz de aprender una segunda lengua, es realizando una gran variedad de actividades divertidas, que despierten interés y motivadoras para los alumnos. La Inmersión Lingüística es el programa ideal que reúne este tipo de actividades y complementa el currículo de los alumnos.

Si quieres más información sobre Inmersiones Lingüísticas en tu centro, estaremos encantados de proporcionártela.