En esta entrada hablamos de la actividad de My English Adventure, realizada en el colegio Corazón Inmaculado de Madrid, enfocada en el aprendizaje del inglés a través de tareas divertidas mediante una metodología de motivación y cariño hacia el idioma. En este caso trabajamos con niños y niñas de 1º y 2º de Primaria.

En estas edades no es su primer contacto con el inglés, pero nosotros queremos darles la confianza para que afiancen su seguridad a la hora de aprenderlo, que lo vean de manera positiva y con ganas de querer conocer aún más.

La actividad de My English Adventure se ofrece dos días a la semana, martes y jueves, de 14.00 a 15.00, aunque sea una hora difícil, a través de las actividades y los juegos, se hace una clase muy amena para ellos. Creamos una rutina de aprendizaje con los mismos contenidos intentando ampliarlos día a día para que se vayan desarrollando y consolidando, haciendo que los alumnos vean por sí mismos que cada día están mejorando en el idioma. Es muy importante y necesario motivar al alumnado en todo momento, ya que es crucial que presten atención y vengan con ganas al aula, lo considero la parte más importante de mi trabajo, continuar haciéndoles querer aprender.

Para ellos, lo más divertido es aprender nuevo vocabulario, les parece interesante y novedoso por lo que siempre intento enseñarles una palabra rara o distinta de las habituales para que la aprendan en el día. Al día siguiente deben recordarla, escribirla y saber su significado. Con ello hacemos un juego que les impulsa para el siguiente día: entran todos en clase para apuntar dicha palabra en la pizarra y hablar de ella y su significado. Desde el comienzo de curso estamos aprendiendo a través de juegos, actividades, cuentos motores, etc. Ahora estamos con el tema de la familia, y la verdad es que es un tema que da muchísimo de sí y que permite hacer muchas actividades, entre ellas hemos realizado un teatro sencillo en inglés. Hemos repartido los personajes (personas de la familia) y hemos creado entre todo y todas un pequeño guion y una historia en inglés. Diez minutos en la hora los utilizamos para ensayar y al final de mes realizaremos la obra. También contamos con un cuadernillo con actividades y fichas para hacer en clase, utilizamos una media hora o cuarenta minutos a la semana para realizarlo, es muy llamativo, con imágenes, actividades grupales, etc. Por lo que les llama muchísimo la atención y les encanta cuando llega la hora de ponerse a ello. En épocas especiales del año, Navidad, Pascua y demás, tenemos actividades, juegos, canciones y manualidades, para hacer algo distinto y más llamativo, ya que el alumnado también está ilusionado en su día a día por estas épocas especiales y les encanta poder llevar a cabo tareas de este tipo.

En todo momento debemos tener en cuenta que las clases se imparten en inglés como lengua vehicular y debemos promover el trabajo en equipo. Es muy necesario, como profesores y profesoras, conocer todas las necesidades de cada alumno del aula. Es imprescindible saber y detectar problemas o mejoras en ellos y siempre felicitarles cuando se esfuerzan en hablar en inglés durante la clase.

Es una experiencia maravillosa verlos crecer, mejorar y aprender, porque no solo tú, como profesora, te sientes orgullosa tras ver su evolución, sino ellos mismos se dan cuenta y se emocionan. Ver a un niño motivado, satisfecho y contento es de las mejores sensaciones que existen.

Experiencia contada por Ana Martínez