Un ejemplo práctico de My English Adventure

/, General, Nexolang/Un ejemplo práctico de My English Adventure

Un ejemplo práctico de My English Adventure

My English Adventure es una actividad enfocada al aprendizaje a través de actividades divertidas para un rango muy amplio de edades que van desde Infantil hasta Secundaria. El objetivo de la actividad es establecer un itinerario para la progresión de los alumnos según.

En esta entrada contamos una experiencia de My English Adventure en el Colegio Santa Ana de Zaragoza, en este caso, con un grupo de 1º y 2º de Educación Infantil.

Con esta actividad, y más con niños tan pequeños, se pretende que el primer contacto con el inglés sea algo divertido, que puedan recordar con cariño para que comiencen a percibirlo de forma positiva.

Después de pasar todo el día en el cole, cuando llegan a la actividad lo que necesitan es algo motivante y que les haga pasarlo bien. My English Adventure es un concepto en sí mismo donde los niños pueden jugar y aprender, y donde hacemos varias actividades a lo largo de la hora que dura la actividad. La variedad de actividades en la misma hora es algo muy necesario con niños de 3 y 4 años ya que su nivel de concentración es reducido y, al tratarse de otro idioma, captar su atención es algo muy importante. Así, las actividades que realizamos cada día son las mismas pero con distinto contenido, ya que repetir las mismas rutinas con el vocabulario y estructuras similares hace que lo interioricen y, sin darse cuenta, aprendan.

Desde comienzo de curso estamos trabajando con ellos cosas muy básicas como saludar, los colores o contar. Es realmente sorprendente ver cómo niños tan pequeños son capaces de reconocer los colores o los números casi antes de aprenderlo en su lengua materna. Para ellos, los juegos, las manualidades y las canciones que día a día trabajan los mismos aspectos, son actividades con las que disfrutan y sonríen al final de la jornada. El proyecto está siendo muy positivo y sorprendente en el poco tiempo que llevamos juntos.

Como educadora, esta es una experiencia impagable. Poder estar en contacto con niños tan pequeños hace que me dé cuenta de lo importante que es dedicar el tiempo y toda tu paciencia a que ellos puedan aprender otro idioma de forma divertida. A pesar de que hay momentos en los que parece que no se avanza, cada niño te sorprende cada día y te saca una sonrisa con su esfuerzo, su alegría y su inocencia.

Experiencia contada por Marta Monzón.

 

Por |2018-11-28T11:21:13+00:0028 noviembre 2018|Bitácora del educador, General, Nexolang|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más info Ok