Hace muchos años en un salón de actos de un colegio cualquiera, en una ciudad cualquiera, un grupo de niños ensayaban con ilusión su obra de Navidad.

Aquel salón frío por la nevada que se entreveía por los cristales, recogía el eco y las risas de un grupo de escolares felices por compartir los nervios de los últimos ensayos.

Al fondo del escenario, casi inapreciable, se encontraba uno de los pequeños, agachado, en cuclillas, miraba con desconfianza y miedo aquel magnífico Salón de Actos. De pronto, sobre su hombro, sintió el cálido calor que aporta una mano fuerte que apoya, que da confianza, que acompaña y que sabe dar sentido al día a día de cualquier pequeño. Aquella mano, era la mano amiga de su profesor, que siempre sabía qué decirle, cómo decirle y en qué momento darle la fuerza para seguir hacia delante.

Por esas cantidades de manos amigas, en cada salón de actos, de cada colegio, de cada ciudad. Las personas que componemos el Grupo MT os queremos dar las gracias por dejarnos ser parte de vuestros Cuentos de Navidad.

Feliz Navidad y Próspero 2018.